Qué es un concentrador de oxígeno portátil y para qué sirve

El oxígeno es el nutriente más importante para la vida. Los pacientes con dificultades respiratorias como enfisema, EPOC o apnea obstructiva del sueño no pueden llevar suficiente oxígeno a sus pulmones, y cuando sangre, cerebro y todo el sistema no se oxigenan adecuadamente, su vida corre peligro. En estos casos, los médicos generalmente prescriben concentradores de oxígeno portátiles para uso doméstico, y los pacientes finalmente pueden respirar a un ritmo normal llevando a sus pulmones una cantidad suficiente de oxígeno.

Los concentradores de oxígeno portátiles son extremadamente versátiles y ayudan a los pacientes a recibir la terapia de oxígeno adecuada en casa o mientras viajan. Para aprovecharte de la última tecnología, puedes encontrar concentradores de oxígeno portátil en tutratamiento.com, una tienda online que distribuye en exclusiva los modelos Inogen One G3, G4 y G5.

Qué es un concentrador de oxígeno portátil y para qué sirve
Concentrador de oxígeno portátil

¿Cómo funcionan los concentradores de oxígeno?

Los concentradores de oxígeno portátil cogen el aire del ambiente, lo pasan a través de filtros especiales, lo presurizan y finalmente entregan oxígeno de calidad terapéutica para que los pacientes lo inhalen.

El concentrador de oxígeno portátil mejora la calidad de vida de los pacientes, permitiéndoles ser más activos y estar más tranquilos mientras reciben terapia. Estos dispositivos se pueden utilizar en aviones, trenes, autobuses, instituciones y prácticamente en cualquier lugar donde el paciente necesite estar y recibir la terapia adecuada mientras viaja.

Los concentradores de oxígeno portátiles pueden administrar oxígeno de flujo continuo o por dosis por pulsos. En el modo de flujo continuo, el dispositivo administra una ráfaga constante de oxígeno, independientemente de la frecuencia respiratoria del paciente. En el sistema por dosis, el dispositivo emitirá una ráfaga de oxígeno solo cada vez que el paciente inicie una respiración.

¿Por qué es importante invertir en un concentrador de oxígeno portátil?

Los pacientes necesitan adquirir concentradores de oxígeno portátiles de primera calidad diseñados por importantes fabricantes del mercado. Solo así podrán estar seguros de que recibirán un tratamiento de la mejor calidad y tendrá un concentrador de oxígeno portátil seguro y fiable para su uso en el hogar o al aire libre.

Hace varios años, los pacientes tenían que depender de la oxigenoterapia administrada a través de un sistema de tanque. Estos sistemas de oxigenoterapia pueden ser móviles, pero bastante voluminosos, pesados y ruidosos, y dado que las personas querían llevar una vida más activa y viajar sin límites, empresas reconocidas comenzaron a diseñar los concentradores de oxígeno portátiles o POC más compactos.

Un concentrador de oxígeno portátil básicamente obtiene el aire del ambiente y lo transforma en oxígeno de calidad terapéutica para que el paciente lo respire. Estos dispositivos también filtran el aire de partículas de polvo, alérgenos y bacterias para asegurar que los pacientes reciban oxígeno de grado médico. El aire se presuriza y, una vez que se han establecido los ajustes principales de presión o flujo, este oxígeno se administra al paciente a través de una máscara especial.

Hay muchos dispositivos concentradores de oxígeno portátiles que también se adaptan a los tanques de oxígeno y este tipo de máquinas se sugieren en el caso de pacientes que requieren oxígeno suplementario que es de mayor concentración. Los pacientes con enfisema, cáncer de pulmón o EPOC pueden disfrutar de los beneficios de un concentrador de oxígeno portátil si le colocan un adaptador especial.

Beneficios de los concentradores de oxígeno

Los concentradores de oxígeno portátiles ofrecen los siguientes beneficios:

  • Son poco pesados, compactos y emiten poco ruido.
  • Ayudan a los pacientes a llevar una vida más activa: la mayoría de los POC innovadores están autorizados para su uso en un avión.
  • Se pueden conectar a un adaptador de CC del vehículo para una mayor facilidad de uso mientras viajas.
  • Incluyen una batería de larga duración: aproximadamente 5 horas para una sola batería y 8 horas para una batería doble.

Uno de los factores decisivos más importantes cuando se trata de elegir un concentrador de oxígeno es si el paciente necesita un flujo continuo o un concentrador de dosis de pulso. Tu médico te asignará el tipo correcto de concentrador, pero la diferencia radica en que:

  • Los concentradores con flujo continuo el oxígeno se administra de forma continua, según los ajustes de LPM (litros por minuto). El oxígeno se administra en un flujo continuo, independientemente del ritmo respiratorio que tenga el paciente. Normalmente, los concentradores de oxígeno portátiles de flujo continuo proporcionan un flujo de 3 LPM.
  • Mientras que en los sistemas por pulsos el oxígeno se administra de forma intermitente, a medida que respiras. Siempre que se detecte una inhalación, la máquina entregará una cierta ráfaga de oxígeno para inhalar.

Share This Post

Post Comment

Los datos que proporciones serán tratados por Blog Emprende Media como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Axarnet Comunicaciones S.L., situados en la Unión Europea (política de privacidad de Axarnet Comunicaciones S.L.). Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a hola@blogemprende.es. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en nuestra política de privacidad.